Descubre la conectividad que necesita tu negocio LAN y WiFi

Mercado WiFi: conectados en cualquier momento y en cualquier lugar

Desde que empresas y usuarios aceleran la incorporación del mundo digital a su día a día, las redes inalámbricas WiFi han visto incrementar su uso y despliegue. Es evidente que la tecnología está totalmente presente ya en el ámbito empresarial;  según indica el último Informe Anual “La Sociedad en Redpublicado por ONTSI y Red.es, el 99,1% de las grandes organizaciones disponen de infraestructura informática y el 98,4% de conexión a internet. El sistema de conexión mayoritario es la banda ancha (fija o móvil) pues un 99,5% de estas compañías hace uso de ella en un entorno cada vez más digitalizado y flexible.

Sin embargo, es la movilidad la que se va imponiendo en los entornos corporativos convirtiendo a la conectividad WiFi en una necesidad. Es un hecho cotidiano ya que el trabajo en movilidad está aumentando considerablemente en las empresas fundamentalmente a través del teléfono móvil y del ordenador portátil, tanto para acceder a la Red Corporativa como a Internet. Ese mismo informe apunta a que si se analiza la evolución interanual, la tendencia de los usuarios es acceder cada vez más a internet a través del móvil. Mientras que el porcentaje de usuarios que acceden a la Red a través del teléfono móvil asciende en más de 5 puntos porcentuales (83% en 2015), el registro de usuarios conectados mediante su ordenador portátil disminuye en más de 5 puntos (30,8% en 2015). Por tanto, cada vez hay más accesos a Internet a través del teléfono móvil y menos a través de ordenador portátil.

El acceso a la Red mediante red inalámbrica WiFi ha aumentado hasta un 62,1%, es decir, 6,1 puntos porcentuales más que en 2015 (56%) y 10 puntos más que en 2014 (52,1%). Las conexiones vía red móvil y vía red inalámbrica continúan al alza frente al porcentaje de usuarios de años anteriores. El desarrollo de los entornos móviles en las empresas indica que la tendencia continuará in crecendo en los próximos años, siendo en algunos sectores donde más rápidamente será adoptado.

Un mercado en ascenso

A nivel global, el mercado de las redes WiFi ha experimentado un aumento exponencial en la última década alcanzando a sectores como Educación, Sanidad, Servicios, Logística y Sector Público. Se estima que el mercado arroje un movimiento de más de 33 mil millones de euros en el 2020 gracias a que la mayoría de las industrias están evolucionando a la última tecnología. Los operadores móviles impulsan también la conectividad Wifi, ya que el crecimiento exponencial de la demanda de datos ha creado la necesidad de descargar el tráfico de la red móvil.

Existe una necesidad de conectividad de datos continua en el mundo empresarial actual y no se espera que la demanda pierda el ritmo en el futuro. WiFi es la tecnología principal que ha contribuido a los grandes estándares tecnológicos en conectividad y comunicación en todo el mundo. La conectividad WiFi no solo ha sido la más adoptada en movilidad, sino que además con el aumento en el número de dispositivos con WiFi como teléfonos inteligentes, tabletas, laptops, cámaras digitales, etc., ha hecho que los proveedores de servicios de red y los fabricantes de productos WiFi innoven e inventen para satisfacer la demanda de los usuarios.

A tenor de las principales consultoras este mercado mostrará un extraordinario incremento en los próximos cinco años; el uso de 802.11ac se está convirtiendo en un estándar común para los proveedores de servicios, principalmente utilizado para que los dispositivos inteligentes se conecten entre sí a través de WiFi. En comparación con los mercados maduros como América del Norte, se espera que las regiones de Asia-Pacífico y Latinoamérica crezcan a tasas bastante altas en los próximos 5 años con un crecimiento anual del 22.6% y 20.2%, respectivamente.

Factores como el aumento en el uso de dispositivos inteligentes, la demanda de zonas WiFi públicas gratuitas, la necesidad de incrementar el número de pasajeros para el transporte público, aumentar las inversiones en tecnología inalámbrica, el crecimiento en técnicas de educación apoyadas en la tecnología, avances en el sector médico y sanitario y crecimiento en el comercio minorista y la hostelería debido al acceso inalámbrico para clientes, y otros, están impulsando el crecimiento del mercado de WiFi. Sin embargo, los ataques cibernéticos, los piratas informáticos, las preocupaciones de seguridad inalámbrica, la cobertura de WiFi y los problemas de velocidad, están sosteniendo el crecimiento del mercado de WiFi en América del Norte.

WiFi a bordo

El aumento de la conexión a internet en espacios públicos y transporte está animando a las empresas y administraciones a que incorporen ágilmente en Europa redes WiFi. En los medios de transporte público, muchas son las compañías que optan por facilitar una conexión a Internet (gratuita o de pago) a sus usuarios. De este modo, ofrecer WiFi a bordo de los aviones o trenes es un factor que marca la diferencia con la competencia, ya que determinados pasajeros pueden optar por una compañía u otra o un medio de transporte u otro en función de si ofrecen estos servicios o no.

Además, los fabricantes de automóviles inteligentes están incorporando tarjetas SIM en sus vehículos, de forma que los usuarios puedan tener acceso a la Red inalámbrica mediante 3G o 4G. Sin embargo, y según apuntan en el informe, el futuro del WiFi desde un vehículo podría pasar por una tecnología distinta: el satélite.  Hoy en día, se está trabajando en el desarrollo de tecnologías que permitan conectarse vía satélite en movimiento sin perder la señal sea cual sea la velocidad o la distancia recorrida. Se trata de un sistema que puede incorporar a cualquier medio de transporte que se mueva, desde un coche hasta un avión.

El futuro quiere ser LiFi

Recientemente también se está hablando de una nueva tecnología -LiFi-, un sistema que permite transmitir datos por ondas de luz y que pretende ser más potente que el WiFi, hasta en 100 veces más rápido. De hecho, ya se habla que este mercado pueda crecer hasta un 61% en 2022. Cuenta con ventajas e inconvenientes con respecto a la tecnología WiFi; su principal desventaja es que la luz no puede atravesar paredes como es el caso de las ondas de WiFi, pero es un gran beneficiario para entornos de empresa donde la seguridad de los datos se hace imprescindible.

Aunque aún se encuentra en sus inicios, el LiFi muy probablemente convivirá con WiFi en los próximos años ayudando a empresas y organizaciones a aumentar su productividad, reducir costes y sobre todo disfrutar de seguridad, así como velocidad en las conexiones inalámbricas. Algunos mercados donde pronto esta tecnología tendrá su lugar son defensa y aeroespacial, además de todas aquellas industrias que requieran una seguridad en interiores. Además, la innovación tecnológica y el incremento del uso de dispositivos inteligentes, así como IoT, facilitarán igualmente su implementación.

 

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies